Durante el 2016 realizamos más de 40 entrevistas a usuarios ciegos y profesionales sobre la accesibilidad.

Comencé mi investigación viajando a la ciudad de Navarro, y conocí así a más de 10 usuarios de perros guías. Haciendo preguntas genéricas, hablando y conviviendo con ellos durante 2 días, llegamos a la conclusión de que, claramente, se le restaba importancia a la accesibilidad.

View this post on Instagram

Always working 💪🏽

A post shared by Juan Manuel Jacinto (@juanmajacinto) on

Luego conocimos a Fernanda y su marido, casados, con una hija. Comenzamos una videollamada por Skype y no le funcionaba a ninguno de los dos, ni el sonido ni la imagen; le tuvieron que pedir ayuda a su hija para reiniciar el modem y la computadora.

Fernanda, 35 años, empleada en el ministerio de trabajo. Se encuentra en una oficina que hacen denuncias y reclamos laborales, atención al público de ambas partes, empleados y clientes.

Diego, 34 años, trabaja en el ministerio hace 2 meses -entrevistado en el año 2016-, trabaja en la Escuela Media 2 en el servicio de apoyo para alumnos con discapacidad visual, es docente y está a cargo del área de recursos tecnológicos.

Estuvimos hablando durante 1 hora aproximada con ambos, lo destacable fue:


“Hay chicos que comenzaron a trabajar ciegos y no saben braille. Todo tiene que ver con la familia como les dan y brindan las herramientas desde chicos. Son independientes. Uso braille en el trabajo -Fernanda-, no en todos los trabajos están digitalizados, y menos en los ministerios.”


Necesitamos un lector de pantalla en los cajeros de los bancos, no sirven ahora, necesitamos un lector -reclama”. No puede utilizar un cajero sin ayuda por este aspecto, en cambio, Diego, sí -porque tiene un poco de resto visual.

Diego, ciego de nacimiento, se formó en la ONCE (Organización Nacional de Ciegos Españoles), utiliza las 24 horas del día la tecnología, se encuentra permanentemente online. Su teléfono “dejó de cumplir la función básica de llamadas” para pasar a ser una pc portátil -según él nos indica-. Utiliza mail, Facebook, redes sociales, se encuentra constantemente investigando. Baja nuevas aplicaciones, testea, se dedica a medir accesibilidad y buscar adaptaciones para sus alumnos. Se encuentra activo en varios foros de tecnología utilizándolos constantemente.


“En cuanto a la accesibilidad la realidad es que el ambiente de los ciegos no vas a encontrar gente que sepa sobre el tema a no ser que trabaje en organizaciones o fundaciones para ciegos. No hay individuales que trabajen o sepan respecto al tema. Hay una brecha en los docentes por las capacitaciones básicas que tienen a comparación con los de fundaciones, organizaciones para ciegos, esas capacitaciones para los maestros son muy precarias”.

“En el ministerio el lector de pantalla esta crackeado” nos cuenta Diego. “Esto no puede ser así, en un momento esto fue financiado con licencia, pero ahora no está con la licencia original, es absurdo, pero así estamos”.


¿Le agregarían algo a la tecnología de hoy en día? ¿Le sacarían algo?

Diego: “Un poco de sentido común a los diseñadores antes de publicar los contenidos, ponerse en poco en el lugar del otro, como harías vos si no vieras para acceder a un determinado lugar y recopilar información”.

A lo largo del proceso de research y design thinking, hablamos con varias personas totalmente dedicadas a la accesibilidad.

Aprovechando sus conocimientos volvíamos a testear nuestro producto finalmente conformado. Algunas instituciones, organizaciones y profesionales dedicados diariamente a la materia, nos ayudaron constantemente a formar la idea general del producto.

Sebastián, 42 años, México, trabaja en un call center. El trabajo se lo consiguió su mujer. Él la conoció en EEUU cuando fueron a buscar a sus perros guía. Hablaban por Skype, mail y la cosa fluyó -nos comentó-.


“Se las letras y números en braille, hasta ahí nomás. Para lo único que me interesó aprender en braille, en su momento, fue para rotular mis CDS, tenía muchos CDS, aprendí a bajar música y a grabar, Aprendí braille para saber que había en cada cajita. Aprendí lo básico, no me interesaba seguir aprendiendo, lo veo medio obsoleto el braille, pero si hay que saber lo básico para la vida cotidiana”.


A veces nos encontramos con problemas comunes entre los usuarios, como, por ejemplo:

Sebastián: “Me molestan muchísimo las actualizaciones constantes de iPhone. iTunes me molesta muchísimo también. El sonido, para la música, tiene una calidad impresionante. Más allá del lector de pantalla del iPhone, que es muy poco amigable, a iTunes no le pude encontrar la vuelta, cuando lo encontré me cambiaron la versión y volví a perder la cuenta. Ahora estoy buscando una memoria externa compatible con voiceover para cargar la música”.

La búsqueda de usuarios ciegos, investigación y el desarrollo final del producto en base a las necesidades de los usuarios fue ardua y complicada. En este posteo dejé algunos de los comentarios que nos hicieron ruido a la hora de plantear lo que hoy en día es Brailling.

Categories: AccessibilityAppsDesignDigital MarketingGamesProjectsStartupsUser ExperienceWebsites

Juan Manuel Jacinto

Head of UX/UI & IxD and Founder of Brailling: a launcher for Android, which is included in the industry of mobile accessibility and telephony.